Translate

Store berekekê CD Baby

domingo, 3 de mayo de 2009

Estética e Historia de la Música Ligera Española 6º y última entrega


SOBRE ESTÉTICAS EN LA  MÚSICA LIGERA ESPAÑOLA (VI)


Dando paso al presente

Sería interesante para cualquier sociólogo estudiar qué ocurrió con la música tras el declive de los ochenta.



Sin duda, nuestro presente arranca ya con Mecano, un grupo que venía de cosechar innumerables éxitos de venta y popularidad en y fuera del ámbito nacional. Con los hermanos Cano y Ana Torroja la música se convirtió en un verdadero producto de consumo respaldado por aquellos que no querían continuar escuchando las provocaciones de los movimientos rebeldes. Esto no era nuevo en la Historia, la manipulación ideológica que buscaba no tener quebraderos de cabeza con una juventud que aprendía deprisa. Y Mecano era una de sus mejores artillerías para esa lucha.

La música estaba abocada a lo banal ,al plagio y al mestizaje como alternativas. El panorama internacional tampoco era más alentador. Madonna triunfaba con una versión descafeinada de Marilyn y manipulada y a ella le siguieron toda una estela de clones.
Este cambio de la estética musical volvió a situarnos en la época del café de salón o de los resonadores del costumbrismo musical. El mestizaje se malinterpretó o no supo sacarsele partido y dio lugar a fenómenos tan desafortunados como Estopa,,Jarabe de Palo,o más reciéntemente El Arrebato.

Asistimos en este período a la cultura de lo efímero, también llamada del pelotazo. De unos oyentes conformistas, bien entrenados para ser consumidores.

A todo este infortunio, hay que sumar la gran competividad del mercado en el cual proliferaban discográficas a cada dos metros y sobretodo a la piratería y la descarga ilegal con el nacimiento del mp3.

Esta situación sólo se vió favorecido, parcialmente, con el fenómeno de Operación Triunfo. Por primera vez en la historia de la música española, existía la posibilidad de dar una preparación musical a nuestros artistas de calidad seleccionando entre los que disponían de cualidades. Pero, no nos confundamos, la cualidad y la calidad no siempre va ligada a la creatividad y la innovación. Desgraciadamente, los cantantes que salen de esta Academia no aportan nada nuevo a nuestro bagaje musical. Se impone la ley de mercado y la estandarización de los artistas y el estilo.

Esto nos lleva a nuestro final y a la gran pregunta. ¿Estuvo siempre la música mediatizada?, ¿Fue fruto nuestra Década Prodigiosa de un verdadero movimiento creativo o por el contrario un montaje? ¿ Fueron los setenta una época de autétnica protesta social y política o se convirtió en un servidor del sistema productivo para grabar discos y enriquecerse?

La industria musical no es un producto de reciente creación. Desde la invención de Edison, muchos han querido anteponer  producto sobre arte, sólo las estéticas cambian. Aunque , claro está, algunas mejor paradas que otras.
Voy a arriesgarme a culpar a las discográficas, al marketing, al merchandising y a todos aquellos que vieron que el arte era un buen campo de explotación y generador de riquezas.