Translate

Store berekekê CD Baby

sábado, 9 de julio de 2011

La angustia de sentirse ignorado

Dice Clemens Kühn en su "Tratado de la forma musical" pag. 29 < La música que emerge de la idea de lo distinto, renuncia a la conciliación>.
Y, en efecto, tenemos un ejemplo muy ilustrativo de uno de los compositores estadounidenses, el cual tuvo que esperar su muerte para atender y entender su obra y que ésta formara parte del repertorio de concierto, Charles Ives, que demuestra la máxima de Kühn.
The unanswered question es lo que vive nuestra sociedad actual. Nos hemos quedado sordos y mudos sin ser ni lo uno ni lo otro al menos fisiológicamente en la mayoría de los casos.
La pieza merece un breve análisis modesto de éste que les escribe.
Hace su aparición la cuerda en una clara tonalidad y que yo me atrevo a desentrañar como el curso de la vida, la rutina, lo cotidiano. Hasta ahí todo normal. Pero esta obra carecería de interés si no fuera por los otros elemtnos que la acompañan. Una trompeta inicia una pequeña frase melódica sin resolver (la pregunta), a ésta se incorpora el tercer elemento en clara atonalidad, las flautas que podríamos decir que "ni fú ni fá", o, conmigo no va eso. Pero la trompeta no desiste, repite incansablemente su mensaje con el fín de ser oido sin resultado alguno.

Esta magistral pieza de Ives debería hacernos reflexionar en sus intenciones. Pues en esa inopia en la que vivimos (cuerdas) preocupados en nuestros ombligos, hemos dejado de atender la llamada o la voz de los otros (trompeta) algo cáusticamente deshumanizador. Me queda confuso el papel de las flautas al que yo me atrevería a definir como ¿pero, quién es éste?, sí, a jorobarnos ahora....
Kühn en este mismo Tratado de la Forma llama a este fenómeno la carencia de relación. Pues sí, hemos llegado o alcanzado la carencia de relación, sin preguntas que sean respondidas, ni respuestas que merezcan una pregunta.