Translate

Store berekekê CD Baby

miércoles, 29 de enero de 2014

Quién dijo que no: nuestra generación española

A veces he sido muy crítico con todo lo que proviene de nuestro país en relación a la cultura, tal vez excesivamente crítico aunque no borraría ni una coma de lo dicho en cualquiera d emis anteriores posts.
Quizás lo que si me gustaría rectificar es que fuera de la ponzoña  que flota en la superficie de lo que en España se llama arte y cultura, hay muchos artistas que sobreviven en las profundidades del anonimato o en las minorías elististas que le siguen. Tal vez esto siempre fue así a lo largo de la historia del ser humano.
En lo que a producción musical se refiere, existe en España una importante y destacada plantilla de compositores que han encontrado en el mundo de las bandas sonoras princiipalmente un hueco que dificilmente, y lo digo por experiencia personal, se puede encontrar en otros campos.
Ayer tuve la oportunidad de asistir en la 2 de tve a la proyección de Arrugas, una película de animación inspirada en un cómic de Paco Roca. Verdaderamente, sería injusto decir que el tema tratado engancha y lo hace de un modo acorde con el equilibrio necesario para no caer en el tópico (aunque a veces e inevitable) ni en una versión lacrimosa de una de las asignaturas pendientes que esta sociedad moderna tiene con l@s ancian@s.
Pero me sentí sensiblemente entristecido cuando ni un sólo comentario fue dirigido a la música que el compositor Nani García había plasmado para deleite de tod@s.
Esto, deja de nuevo en entredicho, que los músicos y los compositores vivimos en un segundo plano siempre en la sombra de los acontecimientos dignos de ser reconocidos.
Nani García, no es un desconocido, adjunto enlace de su Web donde podreis documentaros de la ingente creatividad y ámplio catálogo de su obra. Al igual que él,otros much@s composito@s ponen, no el complemento, sino el sentimiento al que las palabras nunca llegan, cuando nada es merecedor de decir, allí está la música para hablar.
Me molesta profundamente esa falta de appoyo, de admiración por nuestros compositor@s, sin duda, algo extraordinario que dificilmente ocurre en otros países. Seguimos, como siempre, alabando lo que nos viene de otros lugares o ensalzando las trivialidades o aquello no merecedor de más éxito que el fin para el que fue creado.
Nuestra música se ajusta como siempre a nuestras limitaciones económicas, humanas, sociales y culturales. Pero, como es bien sabido, los mejores perfúmenes se ofrecen en envase pequeño y no están al alcance de tod@s.

Web Oficial de Nani Garcia