Translate

Store berekekê CD Baby

martes, 30 de septiembre de 2014

Triana: hace cuarenta años

No soy muy dado a los homenajes póstumos, en realidad, me fastidian, pero teniendo en cuenta que Eduardo Rodríguez Rodway aún sigue entre nosotros, voy a considerar mi reconocimiento como un hunilde homenaje en vida. Dejar pasar este 2.014 sin acordarse de que el grupo andaluz Triana cumple sus cuarenta años de historia pública sería todo un desperdicio. Yo llegué hasta Triana gracias a un buen amigo, un excelente baterista e incondicional de Triana. En aquellos años, tan influenciados por la música anglosajona y lo comercial en España (aunque fueran también la eclosión de las grandes bandas de rock a nivel internacional), medir el alcance de la música de Triana que mi buen amigo pretendía hacerme entender era bastante dificil. Principalmente por dos razones:la primera, porque yo venía de un mundo tan elitista como es la música clásica, del cual no reniego, pues me ha dado lo que hoy sé, pero sí es cierto que siempre se mira con vehemencia todo lo que está fuera de ese contexto. La segunda razón, ya comentada, es un panorama nacional que no había apostado por las búsquedas de nuevas formas propias, sino imitar modelos que procedían de otros lugares, especialmente el anglosajón. El alcance de la música de Triana debe ser visto siempre con retrospectiva, no sobredimensionada, pero sí respetada. Lo que J.J. Palacios, Jesús de la Rosa y Eduardo Rodríguez consiguieron no era fácil ni podían imaginar las consecuencias culturales que su personal estilo iba a imprimir en la sociedad española de entonces. La virtud de Triana no está en unas excelentes voces o ni tan siquiera en un virtuosismo instrumental aunque el talento vocal o instrumental no siempre va ligado al creativo, y en esto, Triana eran los mejores maestros. Efectivamente, la trascendencia de la música de Triana, la cual debería entrecomillar aquello de rock andaluz, se basa en un despliegue de genialidad incalculable y lo más importante, fructífero. Consiguieron que un estilo de música sin visos de comercialidad llegara a cotas altas de interés y ventas. Encontrar en la historia de la música española un grupo de tanta repercusión mediática y explosión creativa es cuanto menos arriesgado de plantear. Pero, llegando un poco más lejos, la humildad con que estos talentos se presentaban al público o a los medios de comunicación era admirable y define muy bien cómo debería ser un artista. Con los tristes desenlaces de Jesús y de Juan José, la banda, que ya estaba rota con la pérdida del primero, tenía un camino tan incierto de continuidad que llevó a su extinción. Los revivals en unos tiempos en los que la creatividad estaba pasada de moda y la música se rendía al culto de la producción comerial estaban abocados al fracaso. Sería impensable y ridiculo vaticinar como sería Triana en 2.014, muchas bandas de entonces dejaron de existir hace mucho tiempo y no por razones trágicas. Triana tuvo su momento brillante, su impronta en la historia de la música española, posiblemente, irrepetible viendo hacia dónde camina el arte y la cultura en estos momentos. Aquel amigo que tuvo la suerte de ver y vibrar en aquel momento con aquella banda de tres jóvenes en Sevilla marginados por una sociedad que salía del franquismo y tildaba a sus nuevas generaciones de vagos y drogadictos supo captar el mensaje en su momento justo, cuando mayor fuerza tenía y a él y a Triano les debo la grata sorpresa de haberles escuchado.

domingo, 28 de septiembre de 2014

Philippe Jarousky: y un ángel bajó a la Tierra.

Enlazando un poco con el post anterior dedicado a Piaf, desde mi humilde conocimiento que no pretende sentar cátedra de nada, resulta curioso oir a Philippe Jarousky cantando chanson.
Sí, perdonen, me he saltado el prólogo.. veran... Philippe Jarousky, es desde mi punto de vista, no una leyenda, como algun@s dicen, sino una realidad tangible de lo que pudo ser la música barroca. Se especula mucho sobre qué tipo de voz realmente es la que define a este gran talento del s. XXI, pero no seré yo quien me tire al fuego de las categorizaciones, me considero un ignorante de ese instrumento con el cual la naturaleza dotó a algun@s.
Lo que sí puedo decir, como artista, es que al oir a Jarousky, una sensación de paz y calma se apodera de mi espíritu y no existe ni tiempo ni espacio, ambos innecesarios cuando la música le acompaña a uno.
Además del carácter sensible, indudablemente fundamental para transmitir; Jarousky nos trae al presente un repertorio fantástico del barroco desde la perspectiva de los "castrati", de Porpora, Vivaldi,Steffani, Monteverdi... y escuchándole junto a la gran Cecilia Bartoli es como si dos planetas entraran en perfecta conjunción.
Pero si esto fuera poco, está recuperando todo un repertorio olvidado, desconocido del periodo romántico de la música francesa del s. XIX y XX.
No cabe esperarse más de un artista que no se ha limitado a ejercer el papel de intérprete de música barroca.
Resulta extraño escucharle en otras tesituras como antes he mencionado cantando chanson, pero es que se atreve también con el piano y el violín, instrumentos de su formación musical.
Y quien no podría sentir envidia sana quienes no fuimos dotad@s para el canto. Nos conformamos, Philippe, con tenerte entre nosotr@s para reconfortarnos porque al oirte, uno, hasta piensa que los ángeles existen y que bajan para aliviarnos de las miserias mundanas.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Mecenazgo mal entendido= limosna


Otra vez de vuelta con el tema de los derechos de autor y la propiedad intelectual y bla, bla, bla...
Parece inconcebible que la cultura esté entre los valores más bajos en la sociedad actual, y no lo digo yo, lo dicen los hechos. El ciudadano quiere gratuidad para la cultura, pero la cultura ¿quién cojones la crea? ¿ nace por generación espontánea? ¿se alimentan los artistas del aire como algunos yoguis de la India?, a ver si empezamos a ser serios con estas cuestiones. Lo que a mí me queda claro de todo esto, y en charlas mantenidas con personalidades de este sector, me refiero al de la cultura, es que la creación no corre peligro, está ya muerta y enterrada como diría un buen cubano.
El mecenazgo es una opción, como lo es el que un determinado artista quiera ofrecer su obra libremmente, pero otra cosa es que se entienda que un artista DEBE VIVIR DEL LIMOSNEO que no es otra cosa que el mecenazgo mal entendido.
Ya puestos, ¿por qué a los políticos en vez de una paga no se le aporta un donativo? o  al fontanero cuando te arregla una avería, o al electricista o al futbolista. Ya está bien señoras y señores de que el artista sea un mendigo en busca de sustento samaritano no vaya a ocurrir que al final por "buena persona" acaben dándote palos hasta en el documento nacional de identidad.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Un error ¡de años!

Queridos amigos y amigas:
Durante cuatro años se han mantenido un error tipográfiico en uno de mis álbumes. Nadie parece haber recabado en ello, ni incluso personas que por su procedencia o conocimiento deberían haberlo hecho. No obstante, a nadie culpa de ello, salvo a mí mismo.
Sólo en estos días que estoy mejorando la información en mi web oficial, me he dado cuenta de cuán problemáticos son estos errores. Por cuestiones de derechos de autor y de obra publicada no es posible enmendarlo. No queda más que yo, al menos, lo haga en bien del significado que en su moemto tenía ese álbum y por respeto a la etimoología de la palabra.
O último tucumaré debería haberse intitulado O ultimo tucunaré, que en tupi se refiere a un determinado pez de río que habita en el Amazonas y del cual surgió la idea para este álbum.
Dicho lo cual os doy por informados e informadas.
Aprovecho también para deciros, que debido al traductor online y que la Real Academia Española no ha reconocido @ como signo representativo de un único género, los posts aquí publicados volverán a la forma clásica de los determiantes de género que nos definen y nos diferencian.

Gracias por estar ahí
Saludos

jueves, 11 de septiembre de 2014

Los grandes maestros

La docencia es un trabajo que requiere sacrificio, ora imcomprendido, ora ingrato. Pero el maestro representa el canal vehicular por el cual otros seres humanos llegan a convertirse también en nuevos maestros o en profesionales de una determinada especialidad. También en los animales existe un aprendizaje que se transmite de las experiencias de los progenitores sobre sus descendientes.
En el mundo de la música, la docencia es, si cabe, más ingrato. Pero no nos equivocquemos, encontrar un buen maestro no es tarea fácil. El buen magisterio incorpora una iniciación también espiritual que se transmite exclusivamente a los que realmente saben aprovecharla.
Cuando los Conservatorios aún eran hospicios, orfanatos o casas de caridad, de ahí el término, en el período Barroco, la enseñanza de la música provenía de un profesor particular o se transmitía, como otros oficios, de padres a hijos (sirva de ejemplo los dos hijos de Leopold Mozart o los hijos de J.S. Bach).
La institucionalización le dió prestigio, pero le restó personalidad. El profesor se convertía en un funcionario al servicio de... y con ello, el aprendizaje un mero trámite para obtener un diploma. Excepciones las hubo, especialmete en Francia.
El estudio de la música en nuestro siglo ha perdido la fuerza de siglos pasados, el cambio social ha originado que ahora la mayoría de los padres quieren que sus hijos sean futbolistas y que se conviertan en estrellas de los clubes más destacados del escenario nacional e internacional. Las artes, en general, no vive buenos tiempos y esto no lo digo yo, pregunten a cualquier artista y obtendrán la misma respuesta.
No obstante, existen velas que siguen intentando alumbrar el camino. Ya en otro post hablé de un proyecto en Colombia con niños que estudiaban música clásica o en Brasil, con alumnos que aprendían a tocar cavaquinho.
Otro de esos casos, dignos de ser reconocido o al menos conocido es el de este profesor que enseña la práctica del Morin Khur, un instrumento de cuerda frotado originario de Mongolia, que el ser anónimo le engrandece aún más.
Ved el video, aunque no entendais nada. Pues la transmisión sencillamente requiere de pocas palabras.
Son éstos, los grandes maestros que depositan en sus pequeños alumnos como la semilla que se planta en la tierra, la esperanza de que algunos de sus frutos tome le mejor de los perfúmenes y el mejor de los sabores.

lunes, 8 de septiembre de 2014

eBiblio: las buenas propuestas alternativas


La noticia es cuanto menos agradable para los lectores y para los autors. El Ministerio de Cultura ha acertado con la medida poniendo al servicio público 1.500 títulos en forma eBook en cocnepto de préstamo una vez disponga de un carnet de lector que se obtiene en cualquier biblioteca pública y que le facilitará una contraseña para acceder.
Estas alternativas ponen de manifiesto que es posible otra cultura fuera de la piratería, que permiten el acceso gratuito a este catálogo bibliotecario.
En el siguiente enlace teneis más información al respecto. Enhorabuena, y esperemos que se amplíe al catálogo de músicas.
eBiblio CADENA SER