Translate

Store berekekê CD Baby

jueves, 11 de septiembre de 2014

Los grandes maestros

La docencia es un trabajo que requiere sacrificio, ora imcomprendido, ora ingrato. Pero el maestro representa el canal vehicular por el cual otros seres humanos llegan a convertirse también en nuevos maestros o en profesionales de una determinada especialidad. También en los animales existe un aprendizaje que se transmite de las experiencias de los progenitores sobre sus descendientes.
En el mundo de la música, la docencia es, si cabe, más ingrato. Pero no nos equivocquemos, encontrar un buen maestro no es tarea fácil. El buen magisterio incorpora una iniciación también espiritual que se transmite exclusivamente a los que realmente saben aprovecharla.
Cuando los Conservatorios aún eran hospicios, orfanatos o casas de caridad, de ahí el término, en el período Barroco, la enseñanza de la música provenía de un profesor particular o se transmitía, como otros oficios, de padres a hijos (sirva de ejemplo los dos hijos de Leopold Mozart o los hijos de J.S. Bach).
La institucionalización le dió prestigio, pero le restó personalidad. El profesor se convertía en un funcionario al servicio de... y con ello, el aprendizaje un mero trámite para obtener un diploma. Excepciones las hubo, especialmete en Francia.
El estudio de la música en nuestro siglo ha perdido la fuerza de siglos pasados, el cambio social ha originado que ahora la mayoría de los padres quieren que sus hijos sean futbolistas y que se conviertan en estrellas de los clubes más destacados del escenario nacional e internacional. Las artes, en general, no vive buenos tiempos y esto no lo digo yo, pregunten a cualquier artista y obtendrán la misma respuesta.
No obstante, existen velas que siguen intentando alumbrar el camino. Ya en otro post hablé de un proyecto en Colombia con niños que estudiaban música clásica o en Brasil, con alumnos que aprendían a tocar cavaquinho.
Otro de esos casos, dignos de ser reconocido o al menos conocido es el de este profesor que enseña la práctica del Morin Khur, un instrumento de cuerda frotado originario de Mongolia, que el ser anónimo le engrandece aún más.
Ved el video, aunque no entendais nada. Pues la transmisión sencillamente requiere de pocas palabras.
Son éstos, los grandes maestros que depositan en sus pequeños alumnos como la semilla que se planta en la tierra, la esperanza de que algunos de sus frutos tome le mejor de los perfúmenes y el mejor de los sabores.