Translate

Store berekekê CD Baby

viernes, 15 de mayo de 2015

El blues se queda huérfano

Hoy es otro de esos días en los qe uno se levanta con una mala noticia, aunque últimamente es dificil encontrar noticias agradables, algunas nos afectan más que otras.

B.B. King nos ha dejado a sus 89 años. Viéndolo desde el punto de vista de la naturaleza humana, hecha para morir, podríamos decir que ha tenido una vida larga, su fama y talento le fueron reconocidos en vida y su economía que ya desearían muchos afro-americanos no puede decirse que fuera menospreciable. De todo ello, me alegro, por supuesto.

El gran bluesista se merecía, cuanto menos, que como ser humano y como artista pudiera disfrutar de esas experiencias.

Pero B.B. King, además de un gran guitarrística y compositor de blues es algo más. Fue uno de los más cercanos antecdentes del verdadero blues, podríamos decir que bebió del maná de las aguas benditas del estilo tradicional y originario.

Entender el blues sin B.B. King es como querer encender una lámpara eléctrica con una cerilla. Un absurdo. No existe americano de la raza que fuere que no haya oído al menos una canción de B.B. King, y quien no esté en esa lista ha perdido quizás su tiempo en bagatelas musicales.

El blues de raíz se queda huérfano sin menospreciar el trabajo de tantos buenos talentos que aún subsisten en un estilo de música más cerca del culto que de las posibles renovaciones a veces con muy mal acierto.

No cabe decir más mi querido colega allá donde estés, reconocido tu talento y aportándole al blues de tu propia identidad, descansa en la paz de los felices.Has ta siempre.