Translate

Store berekekê CD Baby

viernes, 16 de octubre de 2015

Escatología española

Decían de W.A. Mozart que tenía cierto humor escatológico según se demuestra en sus cartas. Puede ser cierto, pero afortunadamente el éxito del genial y admirado compositor de Salzburgo no le vino por eso.

En estos últimos días parece que en España se está gestando una tendencia a esta forma soez de expresarse, en la mayoría de los casos ofensiva y belicista que lo único que pretende es la provocación.

Lo vimos y oímos en las palabras miserables del "innombrable" que según dicen quiere "exiliarse" a Cuba, a Cuba, nada más y nada menos y lo digo con ocnoicimiento de causa.

A mi me importa un bledo lo que pueda opinar esta rareza de la naturaleza humana. Tengo mi propio criterio del asunto por el cual llegó la ofensa, pero ni en el peor de los casos me atrevería a tal osadía e irresponsanbilidad. De hecho, está cavando su propia tumba artística.

Ahora, la otra protagonista de este fenómeno de la escatología contemporánea es la actual ganadora del premio Planeta: Alicia Gimenez Bartlett, que según el periódico digital El Mundo, ofendía (esto lo suscribo yo) a todos y a todas con su camiseta Merde que evidentemente, además de la confusión que me produce los propósitos y finalidades de su atrevimiento, también lo paradigmático de hacia qué o quién va dirigida dicha provocación.

A mi personalmente la novela negra, género que parece tomar fuerza, me parece un auténtico desperdicio de tiempo, pero esa es mi opinión. Por ello, que la tal Bartlett intente "picnhar" a todos y todas con su camiseta no me genera ninguna afección salvo el hecho de que en ESE determinado contexto resultaba bastante claro su campo semántico.

No quisiera terminar este post sin mostrar mi estupor ante las opiniones del hijo del fundador de Planeta que aseguraba en cierto medio de comunicación que si Cataluñá se independizaba, dejaría la Comunidad Autónoma y resulta chocante entonces que un personaje procesado por desobediencia civil esté presente en dicho acto junto a la Ministra de Fomento, el principal lider del PSOE y de Ciudadanos y otras muchas autoridades y excelencias.

Verdaderamente todo esto resulta patético maxime cuando lo que se premia es cultura. Eso sí, ignoramos a estas alturas qué significado cobra esta palabra en estos tiempos.