Translate

Store berekekê CD Baby

jueves, 4 de agosto de 2016

Beyoncé: el desnudo musical



A estas alturas de la película, no debería sorprenderme de nada, pero heme aquí nuevamente resignado a que la crítica musical española de los principales diarios nacionales online han proclamado una nueva reina para el pop. Simplemente, decepcionante.

No cabe duda, que esta crítica musical de nuestra España, es la misma de siempre, desinformada, inexperta y falta de conocimientos artísticos y es que todo no pasa por aprobar una carrera de periodismo, hay que saber de lo que se habla.

Beyoncé es el prototipo del clásico show de striptease con música de fondo. Musicalmente, es más que dudosa la habilidad de sus canciones, eso sí, como he subrayado más de una vez, una cosa es ser artista y otra famosa. La segunda le va muy bien a la coronada reina del pop.

Esta crítica musical que quita y pone reyes y reinas a su antojo sin entender lo más mínimo de arte me provoca arcadas y me avergüenza.

Es la misma crítica, unida a los intereses particulares de quienes hoy dominan el mercado comercial de la música los que han dado la espalda a los artistas españoles, hoy ·”exiliados” en Sudamérica, los que han marginado otras formas de música como el hard-rock, el funky, el soul, las músicas tradicionales y todas aquellas que intentan sobrevivir en la sombra de las minorías.

Y podrán alegar estos críticos que “dejemos al pueblo elegir, ya que está capacitado” para ello, pero ¿se le ofrece a ese público otras opciones?.

El pop vive uno de sus peores momentos, ha tocado techo musicalmente y ellos lo saben, los críticos y los artistas. El formato está más que usado y repetido hasta la saciedad. El pop que hoy se hace en España sigue con las mismas melodías de hace 25 años, justo antes de que muriera la gran edad dorada del pop español (a los que hoy hemos mandado al extranjero a buscarse las papas).

Es patético observar como nos chorrea la baba cuando estas “Stara” del striptease pisan nuestro suelo. Como antaño lo hicieron otros. España, demuestra nuevamente su gran incultura musical, su analfabetismo para diferenciar un show “enseña culos” del verdadero arte incluso en el pop. Pero, así nos va la vida.