Translate

Store berekekê CD Baby

miércoles, 12 de octubre de 2016

Los otros nombres del Rock and Ríos




En unos posts de este blog, los cuales puedes leer bajo el nombre de “Estética e Historia de la Música Ligera Española”, cité la gran repercusión que supuso el Rock and Rios, justo en pleno epicentro de la movida madrileña (1982).

Aquel colosal esfuerzo y magnitud  de un macro espectáculo, inédito en España, tenía detrás una banda a la cual hoy voy a dedicar este post.

Como suele ocurrir con frecuencia en el mundo de la música, los intérpretes cambian en las giras, debido a otros compromisos, contratos o simplemente porque no les interesaban. Nos centraremos, por ello, en los músicos que intervinieron en la grabación de aquel directo de 1982 en el Palacio de Deportes del Real Madrid.

Pero antes de centrarnos en sus intérpretes, no podríamos olvidar a quienes hacen posible la realidad: los productores.

Junto a Miguel Rios, estaban Carlos Narea y Tato Gómez (Juan Carlos Gómez). Del primero ya hemos tratado en anterior post y del último lo haremos también como músico. Queda, por tanto, recordar quién y qué supuso Carlos Narea para este proyecto y otros.

En Efe Eme.com, hay un par de artículos interesantes donde podrán profundizar sobre su figura y otras. La de Carlos Narea la firma Arancha Moreno y os remito al enlace más abajo para más detalles. También os incluyo l a Web, porque merece la pena leer su currículum.

La música de los ochenta en España no puede entenderse sin este chileno que pasó por España como esos cometas que dicen augurar buenas fortunas. Carlos Narea ha producido a una infinidad de artistas y ha sido un mosquetero de Miguel Ríos a lo largo de su dilatada trayectoria. El Rock´n Ríos sin él no hubiera sido lo mismo; junto a la colaboración de otro chileno del cual trataremos más adelante: Tato Gómez.

UNA BANDA MÍTICA:

Mariano Díaz Rodríguez, teclista: su carrera va ligada a Miguel Ríos y Ana Belén o Víctor Manuel, además de otras bandas del momento en las que participó o colaboró en cierta forma. Además de eso, ha destacado como compositor de bandas sonoras en películas principalmente de corte nacional.

Thijs van Leer, teclados, flautas y programación electrónica:  holandés, miembro del grupo Focus, no necesita presentación. Además de su trabajo de músico, realizó arreglos y compuso la canción Homenaje a Miguel.

Tato Gómez, bajo y coros: junto a Carlos Narea, este chileno también, se encargó de la producción del disco. Ha sido además productor de otros artistas y ha grabado algunos álbumes junto a Félix Pando y Samy Napleraj.



 Sergio Castillo, batería. Este cubano infelizmente fallecido, fue uno de los músicos más demandados en los ochenta por su gran calidad. Además, realizó también arreglos musicales y producciones.

Mario Luis Argandeña Galetti, batería, percusionista y guitarra acústica: talentoso chileno es además, cantante, productor, arreglista y compositor. Acompañó a Deep Purple o a Scorpions.


Francisco García Palacios, guitarra y voces: alcalino que nos dejara el año de 1993 fue también uno de los protagonistas de la década de los ochenta en España. Además de su continuidad con Miguel Ríos, Paco Palacios compuso temas para Luz Casal o Hilario Camacho y fue guitarrista del también malogrado Tino Casal.

Antonio García de Diego, guitarra y voces: actualmente, de Diego es una figura inolvidable del panorama musical español. Además de músico, es arreglista y ha compuesto muchas de las canciones de Joaquín Sabina, Víctor Manuel y Ana Belén. Por si fuera poco, importante columna del mítico grupo Canarios y participación en la ópera prima versión española de Jesucristo Superstar.

John Parsons Morris, guitarra: no hay artista que no desee su participación en un álbum de este músico de Gales que ha estado en la primera línea de los músicos de los ochenta en adelante en España.

Salvador Domínguez, guitarra: muchas de las canciones que contienen los álbumes de Miguel Ríos fueron compuestas por este madrileño amante del rock y blues. Además, también tiene algunos discos en solitario.

Con esta plantilla, el Rock and Ríos no podría estar destinado al fracaso. Era una apuesta segura.

Serían necesarias muchas páginas para detallar las bios de estos grandes músicos, algunos de ellos en activo como productores, arreglistas, compositores o músicos.

Por ello, es incuestionable que el Rock and Ríos es un hito en la música española. Un trampolín del cual saltarían otros artistas posteriores y que abría la puerta a una época gloriosa de nuestro pasado más reciente.

Decía Miguel Ríos, en cierta entrevista que he leído, que sentir nostalgia es una pérdida de tiempo. Tal vez sea cierto, pero  Antoine de Saint-Exupéri sentencia: “ Si quieres construir una baca, no reúnas hombres para cortar leña, repartir las tareas e impartir órdenes. Enséñale la nostalgia por el mar vasto e infinito”.

 ENLACES DE INTERÉS: