Translate

Store berekekê CD Baby

jueves, 21 de diciembre de 2017

Música para estas fechas

Estimados lectores:

Recordaros que el álbum TRIPARTITO bajo el subtítulo de Invernal, contiene canciones propias de estas fechas.

Como todos mis álbumes los fondos se destinan a acciones de tipo social o humanitario.

También disponible en plataformas de streaming como iTunes o Spotify (tracks 12 a 18)

CD Baby TRIPARTITO


lunes, 11 de diciembre de 2017

LA MÚSICA TRADICIONAL EN ESPAÑA: EL MÚSICO DE OFICIO



El panorama de la música tradicional en España es más que lamentable, es patético y dice mucho de lo que somos y de lo que queremos.

Salvo regiones de arraigada tradición (especialmente norte y sur del país), la música tradicional está ausente de la vida pública y social y no digamos educativa.

Para quien quiera darse una vuelta por la red, le adelanto que no encontrará proyectos de calado que se interesen por esta cuestión. Como ya he comentado en otras ocasiones, hemos cerrado la puerta a nuestro pasado, a nuestra historia, tal vez asociándola o estableciendo paralelismos con la vida política.

El insigne defensor del folclore, Miguel Manzano, en 1990 ya publicaba en El folclore musical en España hoy un panorama desolador y profético: “Podemos afirmar sin ambages que la tradición oral musical está hoy en España en el final de su última etapa de pervivencia” (MANZANO).

La situación, lejos de cambiar, ha empeorado. Con la entrada de la democracia en España también se produjeron una serie de movimientos pro anglosajones que consideraba que la música que nos llegaba de Reino Unido o EE. UU. de América del Norte era mucho más “culta y moderna” que nuestros antiguas canciones y danzas con un marcado carácter político y propagandístico. Esa falta de disociación, por otro lado pertinaz, dio lugar a un florecimiento de lo que hoy se conoce como música popular que no hay que confundir con tradicional, cuyo origen está emparentado con el término folklore que se hispanizó como folclore.  La música tradicional daba sus últimos estertores de vida en España, y digo en España porque como veremos, en otros países nunca hubo un posicionamiento tan radical entre lo tradicional y lo popular.

La falta de interés por la música tradicional en España es un problema sociocultural muy favorecido por la emergente industria discográfica del momento que en su afán mercantil dejó de apostar por ella y echarse en los brazos de las propuestas que en aquellos primeros años no eran más que malas imitaciones de lo que hacían los anglosajones. Un fenómeno, no obstante, que se extendió con la globalización por todo el planeta.

Después llegó un movimiento, pasada la década de los ochenta, de efervescencia de la música latina y España, muy aficionada a consumir lo de fuera y desmerecer el producto interior bruto, fue abriendo camino al mercado latino (infelizmente lo peor de éste, es decir, el más comercial).

Para hacer justicia, deberíamos decir que nadie puede poner barreras al campo, pero con este argumento olvidamos porqué esto sucedió.

En el ámbito de la Educación, el problema no es menor. Cualquier libro de texto actual puede hacer una biografía perfecta del mejor de los cantantes de pop que pululan por el globo, especialmente los norteamericanos. La Educación se ha preocupado también, como las industrias discográficas de vender el producto y no atender a nuestra historia musical, situación que puede agravarse con los movimientos antisistemas.

Pero como hemos dicho, en otros países, la música tradicional sigue teniendo un peso importante. Es inconcebible que en los países del Este no se trate la música tradicional, y no digamos ya en países de Asía y África.

Nuestros vecinos portugueses, sin ir muy lejos, han cuidado mucho más su tradicional musical. Os recomiendo encarecidamente la lectura de Mariana Freitas da Silva  A música tradicional portuguesa no ensino vocacional”. 2013

Además, está presente en la vida social del portugués y no hablo sólo del fado sino de música tradicional de la que ya he comentado en otros post en mi blog en portugués.

En Brasil o Colombia también hay programas educativos encaminados a que sus músicas no se pierdan o queden silenciadas o en el mayor de los absolutos olvidos. El acordeonista Renato Borghetti, ha creado un taller-escuela que promociona la gaita-ponto, una variante del acordeón .

También en Cabo Verde se han creado proyectos encaminados a tal fin.

La enseñanza de la música, antes de la llegada de los Conservatorios, era un trabajo de oficio que se transmitía de padres a hijos o de maestros a alumnos sin necesidad de institución formal. La institucionalización y el funcionariado restaron valor al trabajo de los maestros y con ello a que se transmitiera una cultura que pasaba a las siguientes generaciones.

Creo, que a día de hoy, la única manera de recuperar nuestra música tradicional es animar a aquellos músicos, compositores o intérpretes que se mantienen a duras penas en un mercado competitivo y agresivo, a que transmitan su conocimiento y recuperen el espíritu de nuestra música nacional, como defendía Pedrell tal vez quitándole las connotaciones políticas de la época que representó.

Recuperar canciones, instrumentos y danzas tradicionales es una labor de heroicidad, pero el intento vale la pena. Con ello, garantizamos que nuestra cultura no sea olvidada ni tenga que ser considerada un instrumento de propaganda ideológica. Sin duda, haremos Historia.

REFERENCIAS CONSULTADAS:

MANZANO, Miguel El folclore musical en España hoy. 1990 Boletín Informativo de la Fundación Juan March. Madrid. Recuperado de: http://www.miguelmanzano.com/pdf/El_FOLKLORE_MUSICAL_EN_ESPANA.pdf

SILVA, Marina Freitas de A música tradicional portuguesa no ensino vocacional. 2013 Universidade do Minino Recuperado de: http://repositorium.sdum.uminho.pt/handle/1822/28962

BRANDIMAGE Projeto Musical Tradicional 2015 Recuperado de: http://www.brandimage.pt/projeto-musica-tradicional/