Translate

Store berekekê CD Baby

viernes, 22 de junio de 2018

You´re the top, Merman


Recuperando en estos días un álbun que un amigo me regaló en formato de cinta de casete hace más de veinte años con temas de Frank Sinatra, me interesé por la voz de una de las cantantes. La canción era You´re the top del genial Cole Porter para el musical Anything goes de 1.934.

Al mismo tiempo, descubrí la faceta cómica de Frank en el filme The joker is wild de Charles Vidor, estrenada en 1.957, que en realidad tiene poco de comedia, ya que narra la desgraciada suerte en la que se encontró el cómico Joe E. Lewis en su trayectoria artística. Dibujando las grandes dotes de Sinatra también para la interpretación.

Aunque de modo diferente, a los tres le unían un cierto sentido de humor americano. Sin la voz de nuestra secreta cantante, la canción de Porter se hubiera quedado en una insulsa música carente de personalidad.

De ella, se cuenta que en una actuación pública a la que asistió George Gershwin, éste le pidió que jamás tomara clases de canto. Por aquel entonces, el compositor junto con su esposa Ira fueron los primeros fans de la estrella del musical. Para muchos, una de las más representativas.

Ethel Agnes Zimmerman, de padre alemán y madre escocesa, tenía una voz prodigiosa y en su dilatada carrera se cuentan grandes éxitos en teatro, cine y variedades. Su voz se dice que era mezzo-soprano y fue uno de los pilares importantes en el desarrollo del musical de Broadway.

La voz de Merman no es una melodía dulce y sensual, está cargada de realismo en su modo de interpretar con un dominio absoluto del tempo y de las cadencias. Tienen esa genialidad de los finales redondos, aquellos que todos esperamos, con el característico vibrado de la época. Sin embargo, y  aún ante esta falta de “dulzura”, la podemos oir en They say it´s wonderful con un estilo y talento conmovedor.

En febrero de 1.984, un tumor cerebral acabó con la vida de Merman que hasta sus últimos días continuó ejerciendo su papel de estrella, una estrella que quiso ocupar su lugar en el firmamento, con humor, con mucho sentido del humor.