Translate

Store berekekê CD Baby

lunes, 3 de diciembre de 2018

Despidiendo 2018 y esperando 2019

Este año que termina también estuvo vacío en lo creativo, sigo padeciendo la crisis de la creación en aquello que desde el punto de vista científico se llama la autoexigencia.

También es verdad que ha sido fecudno en otros caminos, consigiuiendo cerrar mi ciclo de estudios con una licenciatura en Música y el trabajo de investigación que siempre me interesó.

No sé si habrá un futuro para el berekekê compositor de aquí en adelante. La musa, como dirían los griegos, se ha pedido un permiso indefinido.

Por otro lado, las nuevas tendencias no me interesan y parece que esto es lo que cuenta de cara a la galería, ser vanguardista, snob, etc.

También mi faceta de blogero va a sufrir a partir de ahora un receso y he suprimido muchos artículos que nada tenían que ver con el arte o la música (no sé si me he dejado alguno por ahí).

Cada vez, tal vez por los años, siento que las palabras no tienen poder para mudar nada. Se reflexiona poco actualmente y se lee menos. Sufro la enfermedad de la misantropía en un mundo en que cada vez veo al ser humano más alejado de su proceso "de progresión" que próximo a nuestros primeros ancestros.

Por ello, y salvo que la sangre hierva de tal modo irrefenable que tenga que vomitar aquí, intentaré, si la ocasión lo merece, escribir más sobre arte y música.

Como siempre agradecer a los que siguen este blog, disculpas a los ofendidos (que no aceptación), y a blogger por servir de ventana sin prejuicios ni límites.

Deseo que este ciclo que como humanos hemos determinado cada 365 días, un próspero año 2019.

berekekê