Translate

Playlist sondclick

miércoles, 30 de diciembre de 2020

El premio flaco 2.009

 Una película muy recomendable sobre las miserias humanas es El premio flaco, 2.009 con guion y dirección de Juan Carlos Cremata Malberti. Es, en mi opinión, uno de los mejores largos dramáticos que he visto de cine cubano.


Aunque está considerada  género de ficción, es una pieza con un profundo realismo que trata la hipocresía, el oportunismo, la ironía, el desengaño, el desencanto y un etcétera de aspectos de la vida humana con una visión camaleónica de las facetas propias de nuestra especie. La única posiblemente, y lamentablemente, sin peligro de extinción.


Tiene un reparto de lujo en un escenario que bien podría ser teatral, pues todo ocurre en el barrio de Iluminada Pacheco (Rosa Vasconcelos), una mujer que encarna el imaginario papel de la bondad y la fe en el ser humano. La protagonista se enfrenta a la realidad de hormigón de su marido Octavio, su hermana Azucena, su comadre y sus vecinos así como al inevitable camino de su desgraciada existencia. Ningún papel tiene desperdicio con una interpretación magistral de todos los actores principales, siendo el de Vasconcelos como una de las actrices cubanas más creíbles y destacadas del panorama nacional.


Tal vez no sea el mejor modo de despedir el año para quien aún, como Iluminada, confía en las buenas intenciones que en todo ser humano se encuentra, pero es mejor que esas insulsas películas que cada año nos habla de la Navidad y sus gilipolleces. Quien sabe, a lo mejor su destino es tan transitorio como el de Iluminada- La Providencia da y quita con cierto capricho y en su trayectoria vamos descubriendo aquello que permanecía oculto, matizado sólo por las circunstancias y como jarro de agua fría se nos presenta a la luz con toda su credibilidad y dureza. 


La película está disponible en plataformas para quien busque más allá de la superficialidad de estas fechas, con subtítulo en inglés para los no hispanohablantes aunque se van a perder gran parte de la riqueza de su contenido, el que encierra las palabras, la idiosincrasia cubana, sin duda, uno de los pueblos que más sabe de resiliencia. 


FICHA TÉCNICA.

Productora. ICAIC

Guion y dirección: Juan Carlos Cremata  Malberti

Producción: Lourdes García

Fotografía: Oscar Valdés

Edición: Angélica Salvador Alonso

Música original: Almaury Ramírez Malberti

Sonido: Giacomo Buonafina

Dirección artística: Guillermo Ramírez Malberti

Intérpretes. Rosa Vasconcelos (Iluminada), Carlos Gonzalvo (Octavio), Paula Alí (Carmelina),  Omar Franco, Yerlin Pérez López (Lola),  Sandy Marquetti (Evelio), Alina Rodríugez (Juana), Luis Alberto García (Mariano) Blanca Rosa Blanco (Azucena), Osvaldo Doimediadios (Locutor) y otros.







viernes, 11 de diciembre de 2020

URGENTE: Salvar la Amazonia

 Es preciso actuar, uno no puede quedarse cruzado de brazos esperando que la Providencia venga a solucionar nuestros problemas. Greenpeace está lanzando una campaña de máxima urgencia para salvar la Amazonia ante las políticas del gobierno brasileño.

 

En una ocasión escuche´a no sé quien que la Amazonia es cosa de los brasileños y no puedo estar en mayor desacuerdo. Lo que ocurra allí también es tu RESPONSABILIDAD porque vives en el mismo planeta y te afectará del mismo modo.


Copia y pega el enlace en tu navegador y ACTÚA.


NOTA. Si no entiendes castellano, por favor, traduce con el traductor de Google este texto antes de firmar

Greenpeace España Amazonia


Si no puedes firmar en este enalce, prueba con Acción Internacional.

 

jueves, 10 de diciembre de 2020

martes, 8 de diciembre de 2020

Cuando se cargaron a UPyD

 Ayer estuvo viendo "Camino a la perdición", que dicho sea de paso es una mala traducción del original "Road to Perdition", es decir, camino a Perdición, lugar al que se dirigía el sicario  Sullivan con su hijo Michael. Además el doblaje es patético, la voz de Michael parece cinco años menos de la edad que representa el actor y otras también de escaso gusto. Por cierto, una gran banda sonora de Thomas Newman.


Seguro que todos conocen la pelicula, que se estrenó en 2.002 en España. No soy muy amante del género, lo confieso, pero Camino a Perdición me hizo pensar sobre muchas cosas y personalmente dejó una profunda grieta ya abierta sobre el devenir del ser humano.

Eran tiempos similares a los de ahora, o sea, La Gran Depresión, que probablemente nos llegará más pronto que tarde. No tengo claro si acabaremos del mismo modo.


Hay muchos tipos de sicarios, no están únicamente los que empuñan un arma y zas, al otro mundo. La sutileza es más útil y deja menos huella. Es lo que pasó con UPyD, un partido que nació justo en la era de Zapatero (malograda era Zapatero y principio del fin). Tal vez Rosa Díez entendió que aquel partido socialista empezaba una nueva y extraña andadura, una transfiguración que ya quisiera para sí la Virgen María. 


La desaparición forzosa de UPyD era algo que se veía venir desde sus inicios y había que estar muy ciego para no verlo. Para empezar, llamarse Unión, Progreso y Democracia en aquel justo momento era como una ironía o una ilusión (dícese del iluso). El partido fue cayendo en picado, ante la apatía de los electores, el desencanto de sus militantes y los continuos ataques con los que tuvo que lidiar Díez. Ese era un partido que hubiera estado bien colocado en la Transición y probablemente hubiera aspirado a más, pero las cosas son como vienen. 


No resulta del todo extraño que este país o lo que sea que es, haya ido arrancando a jirones a personalidades importantes del mundo de la política de uno u otro color, ya que en el ámplio abanico se pudo encontrar gente valiosa. Yo suelo tener una visión de ellos riéndose a carcajadas de todo lo que está ocurriendo, y no es para menos. 


Ahora el parlamento lo ocupa la mediocridad. de uno y otro lado, los bartolos de flauta de un agujero solo, sin ideas, iniciativas, perspectivas, improvisando y jugando a los dados la suerte de un país. Algunos de ellos sicarios en toda la extensión que el término permite. Otros apenas de boquilla y otros muy peligrosos dispuestos a lo que sea. 


Aunque como dije en otro post, la política me es detestable y perniciosa para la salud, hay matices Desde Suarez hasta la entrada de Podemos (hablando en tiempo presente), he encontrado personalidades con un juicio razonable y acorde con sus ideas muy útiles, de una gran dignidad moral y ética. de convicciones no de condiciones.


Para terminar, y siento no hablar de cultura, volveré a las últimas palabras de Michael: "cuando me pregunta si Sullivan era bueno o malo respondo: era mi padre". Obviamente es la respuesta de un niño, a las personas se le juzgan por los hechos y creo que así se hablará en el futuro de Rosa Díez y de UPyD.


sábado, 5 de diciembre de 2020

El último de la fila y un poco antes.

 Aquella prodigiosa década de los '80, como tantas veces he repetido, tuvo algo mágico e irrepetible, al menos a corto y medio plazo.


El último de la fila fue uno de los grupos musicales que abanderó desde Barcelona una propuesta tan diferente como todas las que se dieron. Como también he dicho, lo mejor era la variedad (algo imposible de encontrar hoy día).


Por aquel entonces el grupo liderado por Manolo García y Quimi Portet era un auténtico coñazo para este servidor, y no porque fueran horriblemente malos, sino porque como suele ocurrir en España, te lo meten hasta con calzador, una y otra vez como martirio chino. Luego pasa que aquellos de mi generación (hoy haciéndose unas pajas en el invernadero y dejando actuar sólo la corteza cerebral) escuchan mariconadas a ritmo de reguetón y voces que parecen sacadas de un teatro de títeres. Cosas de la vida.


A mi me importa una mierda lo que ocurra políticamente en Cataluña (e incluso en el resto de España) y creo que a los artistas, o a una gran mayoría también (aunque lo digan en voz baja). Los aborregados que estamos siendo nuevamente dominados por una nueva dictadura apoyada en un bichito, estamos igual de calladitos que entonces con tito Paco. Y todo esto viene a cuento, porque El último de la fila es una banda que tuvo éxito cantando en castellano (para INRI de muchos catalanes). 


Como ya la resaca de El último de la fila ha terminado, es bueno seguir recordándolo. Las primeras semillas se plantaron con Los rápidos (1980/1982 y revivals) con Manolo García y Josep Luis Pérez (siendo este último un incondicional de la banda), Esteban Martin y Lluis Visiers; que serían un anteproyecto o antes de anteproyecto de El último de la fila. 


Después vendría Los burros (1.983 y revivals) con el interesante álbum de Rebuznos de amor. A esta formación se uniría Antonio Fidel y Jordi Vila y que sería el trampolín al exitoso El último de la fila.


Con El último de la fila, Manolo García encontró un valioso apoyo en Quimi Portet que aportó una gran personalidad a la banda con este sonido tan particular de sus guitarras mezcladas. 


En 1.985 la formación estaba encabezada por ambos líderes, Josep Luis Pérez, Antonio Fidel, Jordi Vila, Juan Manuel Cañizares (el alma andaluza), José Luis Herrera, Alex Greus y Dani García con uno de los álbumes que pertenecen por derecho propio a lo mejor de la música española Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor salta por la ventana.  Ingeniero de sonido: Peribámez.


El siguiente álbum que siguió manteniendo el listón en lo más alto sucede al año siguiente con una formación algo modificada en la que entra uno de los mejores bateristas españoles: Ángel Celada. Enemigos de lo ajeno junto con el anterior son, en mi opinión, las obras maestras de El último de la fila como tal antes y después de su escisión.


Uno de los grandes platos de la banda son sin duda las letras de Manolo García.


En estos tiempos que corren, es bueno escuchar algunas de ellas como Soy un accidente, Insurrección o Lejos de las leyes de los hombres. A ver si aprovechamos un poco más la capacidad cerebral y salimos del invernadero.