Translate

Playlist sondclick

martes, 8 de diciembre de 2020

Cuando se cargaron a UPyD

 Ayer estuvo viendo "Camino a la perdición", que dicho sea de paso es una mala traducción del original "Road to Perdition", es decir, camino a Perdición, lugar al que se dirigía el sicario  Sullivan con su hijo Michael. Además el doblaje es patético, la voz de Michael parece cinco años menos de la edad que representa el actor y otras también de escaso gusto. Por cierto, una gran banda sonora de Thomas Newman.


Seguro que todos conocen la pelicula, que se estrenó en 2.002 en España. No soy muy amante del género, lo confieso, pero Camino a Perdición me hizo pensar sobre muchas cosas y personalmente dejó una profunda grieta ya abierta sobre el devenir del ser humano.

Eran tiempos similares a los de ahora, o sea, La Gran Depresión, que probablemente nos llegará más pronto que tarde. No tengo claro si acabaremos del mismo modo.


Hay muchos tipos de sicarios, no están únicamente los que empuñan un arma y zas, al otro mundo. La sutileza es más útil y deja menos huella. Es lo que pasó con UPyD, un partido que nació justo en la era de Zapatero (malograda era Zapatero y principio del fin). Tal vez Rosa Díez entendió que aquel partido socialista empezaba una nueva y extraña andadura, una transfiguración que ya quisiera para sí la Virgen María. 


La desaparición forzosa de UPyD era algo que se veía venir desde sus inicios y había que estar muy ciego para no verlo. Para empezar, llamarse Unión, Progreso y Democracia en aquel justo momento era como una ironía o una ilusión (dícese del iluso). El partido fue cayendo en picado, ante la apatía de los electores, el desencanto de sus militantes y los continuos ataques con los que tuvo que lidiar Díez. Ese era un partido que hubiera estado bien colocado en la Transición y probablemente hubiera aspirado a más, pero las cosas son como vienen. 


No resulta del todo extraño que este país o lo que sea que es, haya ido arrancando a jirones a personalidades importantes del mundo de la política de uno u otro color, ya que en el ámplio abanico se pudo encontrar gente valiosa. Yo suelo tener una visión de ellos riéndose a carcajadas de todo lo que está ocurriendo, y no es para menos. 


Ahora el parlamento lo ocupa la mediocridad. de uno y otro lado, los bartolos de flauta de un agujero solo, sin ideas, iniciativas, perspectivas, improvisando y jugando a los dados la suerte de un país. Algunos de ellos sicarios en toda la extensión que el término permite. Otros apenas de boquilla y otros muy peligrosos dispuestos a lo que sea. 


Aunque como dije en otro post, la política me es detestable y perniciosa para la salud, hay matices Desde Suarez hasta la entrada de Podemos (hablando en tiempo presente), he encontrado personalidades con un juicio razonable y acorde con sus ideas muy útiles, de una gran dignidad moral y ética. de convicciones no de condiciones.


Para terminar, y siento no hablar de cultura, volveré a las últimas palabras de Michael: "cuando me pregunta si Sullivan era bueno o malo respondo: era mi padre". Obviamente es la respuesta de un niño, a las personas se le juzgan por los hechos y creo que así se hablará en el futuro de Rosa Díez y de UPyD.